PROTEGE NUESTROS OJOS

Las gafas de sol, además de ser un complemento de moda, son una herramienta fundamental para proteger nuestros ojos de la radiación solar.

Igual que pasa con la piel, si nuestros ojos están expuestos de forma continuada y sin protección a las radiaciones ultravioletas, pueden padecer determinadas patologías con diferente grado de gravedad. Desde cataratas tempranas, fotoqueratitis, envejecimiento de la piel de párpados y cara hasta alteraciones en el adn cutáneo.

Las gafas de sol, además, nos protegen de las pequeñas partículas de polvo, arena o polen que son transportadas por el viento y que pueden impactar contra nuestros ojos mientras realizamos actividades al aire libre. Asimismo, con las gafas de sol evitaremos la sequedad ocular provocada por el viento y nos sentiremos mucho más cómodos.

A pesar de que la primavera y el verano son las épocas en las que los ojos pasan más tiempo expuestos a la luz solar, es recomendable utilizar gafas de sol durante todo el año ya que la radiación ultravioleta sigue presente.

Las gafas de sol de mala calidad y/o dudosa procedencia son muy peligrosas para nuestros ojos, ya que pueden incluso multiplicar el impacto de las radiaciones solares, consiguiendo el efecto contrario al deseado. Por ello es tan importante elegir siempre unas gafas de sol homologadas y adquirirlas en una óptica.

Si estás buscando tus gafas de sol perfectas, en Óptica Molina te aconsejaremos sobre la forma de montura, el tipo y color de lente y la graduación (si es necesaria) que mejor se adapten a tus necesidades.

En Óptica Molina somos distribuidores exclusivos de la prestigiosa marca MAUI JIM
(enlace con la página de Maui)